sábado, 16 de julio de 2011

NiNe y ESAS PEQUEÑAS COSAS



Hoy vengo solo a dejar una reflexión, poquita cosa. No os penséis que os voy a decir las pequeñas por las que merece la pena vivir, eso ya lo hizo Serrat en su día. Yo os voy a decir una pequeña cosa por la que merece la pena vivir acojonado, porque si, porque soy así de cabroncete.

Iba yo el otro día en coche a Lérida, para un asunto que nadie podía hacer por mi. Al encender mi segundo cigarro descubrí que la tapa del cenicero estaba cerrada, y yo no recordaba haberla cerrado. Me paso lo mismo con todos los cigarros posteriores (que fueron muchos, ya que fumo compulsivamente cuando conduzco, y cuando no, también).
 Entonces empecé a pensar:” tío, está claro que la tapa la has cerrado tu y nadie mas que tu. Estás solo en el coche, así que no puede haber sido nadie mas”.
Estuve un rato pensando sobre el tema, cerraba la tapa por pura costumbre, sin darme cuenta. De pronto pensé:” y ahora quien está conduciendo, si tu estas pensando en tonterías?” Me había comido 30 o 40 km sin darme cuenta.
Bueno, después de la paja mental, ahí va la reflexión: os habeis parado a pensar la de cosas que hacemos automáticamente sin pensar?  No os parece peligroso conducir sin estar atento a la carretera? Las cosas que hacemos en el curro por pura inercia? Yo sin ir mas lejos me he cortado en el mismo dedo 2 veces en una semana, y no me había cortado en 13 años. Nos acostumbramos a hacer algo y no le vemos el peligro.

                                                                                                             NiNe

P.D: Espero que esto sirva para que estéis atentos a la carretera, si no lo haceis por vuestra salud, hacedlo por vuestra cartera. Que cuando vas despistado no ves lo radares.
P.D.2: Ya se me han acabado las vacaciones, así que espero volver al ritmo “bloguil” de antes. Sinf Snif!!!!

5 comentarios:

Sally the Ragdoll dijo...

Y no te has planteado que la tapa la cerraba tu otro yo? la otra cara de tu personalidad? Mr, Hide? Lo se, no es una explicación muy lógica, pero tu reflexión podia ser un buen comienzo para una historia siniestra y enrevesada sobre el lado oscuro del hombre. A lo mejor tu subconsciente cerraba el cenicero para decirte que dejes de fumar. El tabajo te matara antes que la carretera, no lo olvides!

Rune dijo...

Buah, qué te voy a decir, si yo soy una miedosa. Bueno, sí, que fumes menos, coño!!!
Pero es verdad, joder, cuándo haces las cosas por inercia dejas de prestar atención. Espero que todos los dedos de la mano sigan en su sitio, a ver si van a acabar en alguna pizza!

Ana Pepinillo dijo...

Yo a veces llego al sitio que quería ir en autobús sin darme cuenta. Creo que hacemos demasiadas cosas automáticamente...

Belén dijo...

Fumar es algo que nos puede despistar, así que procura dejarlo al volante...:)

Besicos

Mar dijo...

Mas que por los radares, hay que hacerlo por nuestra propia seguridad y la de los demás.

Mmm...si, definitivamente yo a veces también estoy en las nubes pero sigo pisando tierra, es cierto.

Besos desde la roca que me cobija.

Mar (...la vendedora de humo)